Boletinas

2020 Julio/septiembre boletina

  • Retos de país a 25 años la Plataforma de Beijing
  • Algunos avances en El Salvador

Ver listado completo



Apoyan este sitio

Este sitio cuenta con el apoyo de Iniciativa Spotlight, ACPP, Ayuntamiento de Barcelona y FJS Su contenido es responsabilidad exclusiva de ORMUSA.


Contador de visitas

web clocks relojes web gratis
Contatore


Mujeres y Covid 19

Capacitaciones sobre prevención de la violencia y COVID 19


ORMUSA desarrolla diferentes talleres formativos con lideresas de las comunidades de Zacatecoluca, Ciudad Arce, San Pedro Masahuat, en los departamentos de La Paz y La Libertad.

Estos se brindan en el marco del proyecto: “Respuesta a los efectos de la pandemia por COVID-19 en las mujeres de El Salvador”.

Algunos temas desarrollados son la concientización sobre medidas de prevención durante la pandemia sanitaria; importancia del acceso a servicios esenciales para las mujeres, por ejemplo: salud, educación, trabajo, acceso a la información; entre otros temas incluidos en las capacitaciones.

ORMUSA también ha entregado kits de higiene para evitar la propagación de la enfermedad, entre otras acciones de asistencia humanitaria para paliar las dificultades económicas de cientos de mujeres a nivel local y nacional.

Nancy Sánchez, habitante del Cantón San Rafael Los Lotes, Zacatecoluca, menciona las repercusiones de la pandemia a nivel personal: “Me afectó mucho la pandemia, en lo económico, porque yo cuidaba un niño y me quedé sin trabajo en ese tiempo; también las



tareas del hogar se incrementaron, pero yo le dije a mi esposo que las cosas del hogar se hacen entre dos y, aunque siento pesado, como familia nos hemos unido”.

“Actualmente estoy siendo facilitadora de un diplomado que aprendí gracias a ORMUSA.

Me ha ayudado mucho estar en los talleres porque he podido conocer mis derechos, así puedo ejercerlos y a la vez puedo compartirlos con otras mujeres; puedo enseñarles cuales son las instituciones y leyes que las apoyan a que no les violenten en la comunidad”, expresó Nancy Sánchez.



















Afectaciones del COVID 19 en la Salud Sexual y Reproductiva.


Las crisis sanitarias traen diferentes consecuencias a la población, además de las afectaciones a la salud y económicas, limita otros derechos de las mujeres, entre ellos los vinculados a la salud sexual y salud reproductiva.

El sistema nacional de salud en El Salvador ha sido el escenario clave en las dinámicas y las decisiones de las autoridades para resguardar la salud de la población salvadoreña ante el virus del COVID 19, sin embargo, se desatendieron otros rubros igualmente importantes.

Disminución de servicios de planificación familiar

Como explica Morena Murillo, de la Asociación de Promotores Comunales Salvadoreños (APROCSAL)(1) , durante los meses cuando el COVID-19 tendía al alza, las autoridades de salud suspendieron muchas atenciones médicas y priorizaron la atención sobre la pandemia, afectando la distribución de anticonceptivos.

Morena Murillo explica que “ya había un déficit de atención, una violación al derecho de la salud, pero con la pandemia, lo que estaba deficitario, se ha complicado más; por ejemplo, no se hacía citología a todas las mujere s en edad reproductiva, no se está haciendo porque no se tiene capacidad de llevar controles permanentes de todas las mujeres en edad reproductiva. Ahora, las mujeres que se la lograban hacer, no se pudieron movilizar, igualmente ocurrió con los controles prenatales”.(2)

“Antes ya se tenía un número reducido de mujeres en los procesos de planificación familiar, pero con la pandemia, los escases de medicamentos, de métodos anticonceptivos, sumado a que la gente no se podía movilizar ya que las promotoras de salud no han podido llegar hasta las comunidades, resultarán más mujeres embarazadas porque no han tenido una planificación adecuada, habrá más embarazos impuestos o no deseados producto de esta pandemia”, expresó Morena Murillo.

El Ministerio de Salud aprobó los Lineamientos técnicos para la atención de embarazadas, niñas, niños y adolescentes en el primer nivel de atención y centros de contención durante la pandemia de COVID-19, haciendo énfasis en la atención en salud sexual y reproductiva en casos de violencia sexual, pero no así en el seguimiento de otros procesos en el área de la salud.

Según el documento en mención, se instruía “gestionar abastecimiento de métodos anticonceptivos” , pero probablemente no se garantizó la entrega oportuna de ellos, lo cual podría llevar a un aumento de embarazos, principalmente por la disminución de acceso a métodos de planificación familiar.

Organismos como el Fondo de Poblaciones de las Naciones Unidas (UNFPA), alertó desde el inicio de la pandemia que “la provisión de insumos de planificación familiar y otros servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los relacionados con la salud menstrual, es central para la salud, el empoderamiento y la dignidad de las mujeres y las niñas, pero la provisión puede verse afectada en la medida en que las cadenas de suministros se vean sometidas a alteraciones como resultado de la respuesta a la pandemia de la COVID-19”.

El Dr. Mario Soriano, Coordinador de la Unidad de Atención de Adolescentes del Ministerio de Salud (MINSAL), comentó en un foro público que en las inscripciones maternas de niñas y adolescentes se refleja una disminución a partir del confinamiento. Desde abril de 2020, se presenta una reducción de inscripciones de embarazos, pero también hubo reducción en el acceso a los servicios, esto no debe dar esa falsa percepción de que ha habido una reducción (de embarazos), reflexionó el funcionario del MINSAL.

De enero a junio 2019, había un total de 293 inscripciones de niñas de 10 a 14 años y de enero a junio 2020, 256; sin embargo, "esta no es una realidad por la cual tengamos que alegrarnos" porque la disminución significativa es a partir de marzo. Mientras que, en el grupo de adolescentes de 15 a 19 años, de enero a junio de 2019 se contabilizan 7,993 inscripciones; pero de enero a junio 2020, se registraron 6,587 inscripciones por embarazo, mostrando una reducción desde abril".

Disminución de adolescentes usuarias de métodos anticonceptivos

En cuanto al número de usuarias activas de métodos anticonceptivos, según datos del MINSAL, de enero a junio 2019 se registró un total de 14,162 adolescentes de 15 a 19 años; mientras que, en el mismo período de 2020, hay un registro de 8,666 usuarias en el mismo grupo de edad .

Esto puede dar como resultado un alza en embarazos en las adolescentes para finales del año 2020 e inicios de 2021, proyección basada en el tiempo promedio de un embarazo (9 meses) y podría traer como consecuencias riesgos maternos, fetales y del recién nacido y perdida en la continuidad de su proyecto de vida.



(1) Entrevista a Morena Murillo, el 23 de septiembre 2020, por el Observatorio de Violencia de ORMUSA.

(2) Ídem.

(3) Lineamientos técnicos para la atención de embarazadas, niñas, niños y adolescentes en el ;primer nivel de atención y centros de contención durante la pandemia de COVID-19

(4) Informe técnico COVID-19: Un enfoque de género. Proteger la salud y los derechos sexuales y reproductivos y promover la igualdad de género. Marzo 2020.

(5)Ponencia del Dr. Mario Soriano en el Foro: Derechos Sexuales y Reproductivos, una asignatura pendiente del Estado

(6) Ídem.

(7) Ponencia del Dr. Mario Soriano en el Foro: Derechos Sexuales y Reproductivos, una asignatura pendiente del Estado

Covid-19 y desigualdades de género

Durante la pandemia del COVID-19, en El Salvador, como en otros países de la región, se registra un incremento de hechos de feminicidios, muertes violentas de mujeres, llamadas a los servicios de auxilio, denuncias de violencia sexual, embarazos en niñas y adolescentes, además de limitaciones en los servicios de salud sexual y reproductiva para las mujeres, todo ello, en el marco de una ya limitada capacidad de los Estados para abordar la violencia contra las mujeres en sus diferentes manifestaciones. (1)

Violencia contra las mujeres durante la cuarentena domiciliar Según datos de la Dirección de Información y Análisis (DIA) del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, de enero a agosto de 2020, se registra un total de 84 feminicidios. De este total, 56 se realizaron en el período de abril a agosto del presente año, durante la cuarentena domiciliar ordenada por la presidencia de la república, lo que demuestra que las mujeres no están seguras, ni en la casa ni en la calle.

ORMUSA contabilizó 15 feminicidios de pareja a través del monitoreo de medios de comunicación realizado de enero a septiembre de 2020.



La Fiscalía General de la República (FGR), informó a la prensa que durante el período de cuarentena domiciliar entre el 21 de marzo y el 13 de mayo del 2020 han recibido 341 denuncias de violencia sexual y 158 de violencia intrafamiliar.(2)



“La Cuarentena domiciliar obligatoria paralizó la vida cotidiana, sin embargo, la violencia contra las mujeres no se detuvo”, afirmó la coordinadora del Programa Una Vida sin Violencia, Silvia Juárez, de ORMUSA; agregó que tras la declaratoria de emergencia y las medidas de confinamiento domiciliar, de enero a abril las denuncias por violencia sexual se redujeron en un 13% en la FGR, sin embargo, desde el Centro de Atención Legal de ORMUSA, del 17 de marzo al 28 agosto, se recibió un total de 358 comunicaciones con un aumento del 129%, en comparación con el mismo periodo de 2019.





Obstáculos que enfrentan las mujeres a causa del Covid 19

. Menos servicios esenciales de respuesta: Alrededor de 103 servicios públicos (10 instituciones)   no prestaron servicios de emergencia debido a menor disponibilidad de personal, especialmente  porque las personas mayores de 60 años o con enfermedades crónicas debían guardar   cuarentena domiciliar desde marzo a octubre 2020, medida que sigue vigente.

. Poca o nula capacidad de respuesta remota. Al menos 13 servicios de organizaciones lograron   adecuarse a la pandemia (no se reconocen como esenciales), 2 institucionales como 198 de la   Corte Suprema de Justicia y Procuraduría General de la República.

. Servicios de transporte paralizado o irregular

. Servicios de salud sin cobertura especifica

. Sin casas de acogida para eliminar riesgo feminicida

. Interrupción de plazos legales en los procesos judiciales

. Reducción de la denuncia favoreciendo la impunidad y el riesgo feminicida para las víctimas.

Sobrecarga de labores de cuidado con la pandemia

De acuerdo a un sondeo realizado por organizaciones no gubernamentales sobre múltiples jornada y riesgos de violencia sexual y de género en mujeres, adolescentes y niñas durante cuarentena por COVID-19 (Plan y otros, junio de 2020), el 65.70% de la muestra manifestó que tiene un trabajo remunerado. Además, el 28.42% de las mujeres afirmó que aumentó el trabajo comunitario, el 8.9% experimentó un incremento de la jornada laboral y el 74.56% aumentó el tiempo que emplea en el trabajo reproductivo.

Un hallazgo importante es que el 50.89% de las participantes tienen triple jornada y el 55.60% expresó que hace más trabajo que antes.

Contexto de las mujeres en las tareas domésticas o trabajo reproductivo no remunerado



Mayor precariedad laboral y violaciones a los derechos laborales De acuerdo a registros de FEASIES y de ORMUSA, durante la cuarentena domiciliar, se recibieron avisos de personas trabajadoras por violaciones a los derechos laborales o solicitudes de asesoría jurídica en hechos de violencia contra las mujeres.



En consecuencia, en tiempos post pandemia, se vislumbra menos acceso a ingresos y disponibilidad de recursos, las mujeres supeditarán su sobrevivencia a su desarrollo, cediendo a desmejoras en sus derechos laborales, menor dedicación a la organización y ejercicio de ciudadanía.

El incremento de la violencia por razones de género también incide en menor autonomía de las mujeres. Además, las carencias de ingresos pueden desembocar a crisis económicas y de salud para muchas familias, aumentando la desnutrición, mortalidad infantil y mortalidad materna, embarazos no deseados.

En este contexto, Alejandra Mora Mora, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Organización de los Estados Americanos (OEA), reiteró la necesidad de defender los espacios ganados por las mujeres a lo largo de años de lucha y avanzar en medidas de protección. “La vuelta al mundo de lo privado no puede significar un riesgo de vida e integridad física para las mujeres y las niñas de la región, sobre todo, no puede significar un peligro para la libertad e igualdad alcanzados”.

Fuente: Ponencia acceso a la justicia para las mujeres en el marco de la Pandemia COVID-19, desarrollada por Silvia Juárez/ ORMUSA, septiembre 2020.

(1) La violencia contra las mujeres frente a las medidas dirigidas a disminuir el contagio por Covid-19. OEA/CIM/MESECVI

(2) El Salvador.com 15 de mayo del 2020.

 

 



loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loans loansloans loans loans loans loans loans loans insurance insurance mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage mortgage insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insuranceinsurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance insurance